Che symi rekoviara

Deja un comentario

Che symi rekoviarako ja ndaiporivéima

porque ella es tan buena,tan hermosa,tan real,

su sonrisa vivirá por siempre en mi pecho

y hoy en este verso yo la quiero saludar…

Aprendi

Deja un comentario

Hoy aprendi a amarte,a buscarte

a valorarte.Aprendi a quererte más

de lo debido en el fondo de mi pecho,

construí un nido,en donde guardo

tu mirada,tu sonrisa,tu dulzura.

Esa maravilla tuya me hace temblar,

me hace soñar,llevándome a imaginar

lo dulce y lo cariñosa que eres tú…

A los emigrantes paraguayos

2 comentarios

Con fraterno Amor genuinamente paraguayo

hoy quisiera saludarle

a los emigrantes paraguayos,

a los que se llenaron de coraje

para emprender el vuelo.

LLenos de Sueños han partido

confiados e ilusionados,

buscando un futuro mejor que en el Paraguay no encontraron

Padres, Madres e hijos a diario lloran desconsolados

por la amargura y por orfandad.

El dolor y la soledad en varios hogares se han quedado

por la partida de un ser querido.

En las manos de Dios estamos todos los seres humanos

especialmente sean bendecidos los emigrantes paraguayos.

Idioma guaraní

Deja un comentario

El guaraní o avañe’ẽ es una lengua de la familia tupí-guaraní hablada por unos cinco millones de personas, para unos cuatro millones de las cuales es su lengua materna. Paraguay, donde es la lengua oficial de todo el estado, comparte este idioma con sus países vecinos, que lo hablan en parte de su territorio. Se habla en el noreste de Argentina (Corrientes, Misiones, Formosa, partes del Este de la Provincia del Chaco, y en puntos aislados de Entre Ríos). En la provincia de Corrientes es lengua oficial (junto con el castellano).[2] Además se habla el sur de Brasil y el Chaco boliviano. Es la lengua nativa de los guaraníes, un pueblo autóctono de la zona, pero goza de un uso extenso también fuera de la etnia especialmente en Paraguay. En la América precolonial se empleó regularmente por pueblos que vivían al este de la Cordillera de los Andes, desde el mar Caribe hasta el Río de la Plata.

Independencia del Paraguay Bicentenario

1 Comentario

El Paraguay fue descubierto por Alejo García y Sebastián Gaboto ambos a las órdenes de España en el año 1524, en tanto la ciudad de Asunción fue fundada en 1537 por Juan de Salazar y Espinosa natural de Espinosa de los Monteros (España) siendo consolidada por Juan de Ayolas. Dándose inicio así a una larga historia de Colonialismo, hasta el año 1811, año en que se independizó de España.

En 1806 y 1807 se producen las Invasiones Inglesas que ocupan las zonas del Virreinato del Río de la Plata correspondientes a la Banda Oriental y a gran parte de Buenos Aires, desde Asunción y desde Córdoba se enviaron tropas que apoyaron en la victoria contra los atacantes. Las Invasiones Inglesas demostraron a los habitantes del virreinato que el poder español era poco competente y que las poblaciones nativas podían autogobernarse.

En 1810 llegó a Buenos Aires, capital del virreinato del Río de la Plata, la noticia de que España había sido ocupada por tropas francesas de Napoleón Bonaparte. Los patriotas argentinos prepararon el movimiento revolucionario. En Buenos Aires se reunieron en un Cabildo Abierto y establecieron la Primera Junta (25 de mayo de 1810) con el objetivo de formar un congreso de todas las provincias del Virreinato del Río de La Plata, es la Revolución de Mayo.

En 1810, debido a la Primera Junta independiente de Buenos Aires, el gobernador realista de Asunción, Bernardo de Velasco remitió a Buenos Aires una nota comunicando la separación de la Provincia del Paraguay del Virreinato del Río de La Plata, Velasco y sus adeptos formaron una junta el 24 de junio de 1810, junta que reiteró su fidelidad a la monarquía española de Fernando VII.

A fines de 1810 las tropas al mando del General Manuel Belgrano marcharon en una expedición para libertar al Paraguay e intentar sumarle a las recién creadas Provincias Unidas del Río de la Plata, pero las escasas fuerzas de esa expedición no recibieron apoyo local y fueron derrotadas en la batalla de Tacuarí (9 de marzo de 1811) y en la de Paraguarí por los realistas entre quienes hasta entonces revistaban los generales Fulgencio Yegros y Cabañas. Ésta batalla, y la huida en la ocasión del gobernador español Velasco (al pensar que habían tenido un revés militar) se considera como el comienzo de una toma de conciencia de las propias fuerzas por parte de la oficialidad paraguaya que había entrado en contacto con Belgrano y sus oficiales al firmarse un armisticio, tal toma de conciencia que llevaría al año siguiente a la declaración de la independencia, derrocando a las autoridades españolas locales, el 14 de mayo de 1811 se suele decir que esta fue la única declaración de independencia pacífica en la América del siglo XIX, lo cierto es que los españoles o realistas se vieron imposibilitados de atacar ya que las Provincias Unidas del Río de la Plata que enfrentaban a los españoles impedían todo avance de estos hacia el estado del Paraguay.. El 14 de mayo de 1811 estalló el movimiento revolucionario paraguayo dirigido en lo militar por el capitán Pedro Juan Caballero y en lo político por el gobernador Velasco, lo componían además Juan Valeriano Zeballos y José Gaspar Rodríguez de Francia. Velasco sería destituido antes de un mes.

El 17 de junio de 1811 un congreso nombró una junta gubernativa presidida por Fulgencio Yegros. Se estableció un proyecto de confederación entre las Provincias Unidas del Río de la Plata y Paraguay, pero los intereses contrapuestos de las elites porteñas y asuncenas chocaron a despecho de las intenciones de los patriotas y los pueblos, tal desinteligencia fue incentivada por el Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve. El 12 de octubre de 1811 se firmó con el enviado de Buenos Aires, el General Manuel Belgrano, un Tratado de Amistad, Auxilio y Comercio.

 

Newer Entries

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.